Cómo hacer y consejos rápidos

Cómo: limpiar aluminio


El metal más abundante del mundo, el aluminio, contribuye a muchos productos que los propietarios usan todos los días: ollas, sartenes, utensilios, muebles e incluso piezas de automóviles. En cualquiera de estos ejemplos, su exterior naturalmente suave a menudo se anodiza, o se combina con otros metales, como el cobre o el magnesio, para crear una aleación que resiste el desgaste normal. Al igual que con muchos otros metales, los productos de aluminio pueden adquirir una apariencia opaca poco atractiva (pero inofensiva) con el tiempo como resultado de la reacción natural del metal al oxígeno. La eliminación de esta mancha requiere un manejo y limpieza cuidadosos, ya que el lavado y los limpiadores abrasivos pueden rayar o decolorar la superficie. Ya sea que esté buscando restaurar el brillo de sus utensilios de cocina, fregadero o muebles, siga los pasos detallados a continuación para saber cómo limpiar el aluminio adecuadamente.


MATERIALES Y HERRAMIENTAS Disponibles en Amazon
- Jabón suave para platos
- Olla de aluminio
- Vinagre blanco
- Limones enteros
- Crema de tártaro
- Scrub esponja o almohadilla
- Trapos limpios
- Pulido de metales no abrasivos

Para un mantenimiento regular, lave a mano utensilios y ollas de aluminio con jabón suave y agua tibia. Si sus utensilios de cocina tienen manchas pegadas, pruebe el siguiente método, ¡que limpia ollas y utensilios al mismo tiempo!

PASO 1

Retire toda la comida y grasa de sus utensilios de aluminio con agua y jabón, luego coloque los artículos en una olla grande de aluminio. No use ollas hechas con hierro fundido u otros metales para este método, ya que el ácido involucrado puede dañar sus acabados.

PASO 2

Llene la olla con agua, dejando aproximadamente 1 a 2 pulgadas de la parte superior para hervir. Por cada litro de agua, agregue 2 cucharadas de un agente de limpieza de su elección: vinagre blanco, jugo de limón o crema de tártaro.

PASO 3

Lleve a ebullición la olla de agua y cocine a fuego lento durante unos 15 minutos. El interior de aluminio de la olla debe aparecer más brillante. Deje que el contenido se enfríe antes de verter el agua.

ETAPA 4

Enjuague y seque los utensilios, luego use una esponja o almohadilla para fregar sin rayar para frotar suavemente el interior de la olla. Enjuague con agua y seque completamente con trapos limpios.

PASO 5

Para hacer frente a la decoloración persistente en el exterior de las bandejas de aluminio, es mejor usar un pulidor de metal no abrasivo siguiendo las instrucciones del fabricante. La decoloración leve en el exterior de las bandejas se puede eliminar con el mismo método para limpiar un fregadero de aluminio, que se detalla a continuación.


MATERIALES Y HERRAMIENTAS Disponibles en Amazon
- Jabón para platos
- esponja
- Limón entero
- Sal de mesa
- Paños limpios

Para evitar la acumulación de mugre y partículas de comida en su fregadero de aluminio, limpie regularmente la superficie con jabón para lavar platos, una esponja y agua tibia. Evite fregar el fregadero con cepillos abrasivos o almohadillas, para no dañar el metal blando. Utilice el siguiente método de limpieza profunda cuando note una apariencia opaca o opaca en el aluminio.

PASO 1

Limpie el fregadero con jabón para platos y agua para eliminar todo rastro de grasa. Enjuague bien.

PASO 2

Corte un limón por la mitad y sumérjalo en sal de mesa. Frota la superficie del fregadero con el limón hasta que notes el brillo del aluminio.

PASO 3

Enjuague bien con agua y un paño. Seque bien con un trapo limpio y seco.


MATERIALES Y HERRAMIENTAS Disponibles en Amazon:
- manguera
- Jabón suave para platos
- Trapos
- Tazón grande
- Vinagre blanco
- Crema de tártaro
- Limón
- Almohadilla de fregado suave (opcional)
- Sal (opcional)
- Cera para automóviles (para muebles de exterior)

Si sus muebles de aluminio están recubiertos o pintados, la limpieza depende más de su acabado exterior que de su base de aluminio. Por ejemplo, los muebles de aluminio con revestimiento de vinilo deben tratarse como un artículo de vinilo en lugar de uno de aluminio. El siguiente método funciona bien para muebles de aluminio sin revestimiento y sin pintar, como las sillas de patio y las mesas de comedor, solo guarde su limpieza para un día nublado o fresco, ya que el aluminio tiende a calentarse demasiado al sol directo.

PASO 1

Remoje sus muebles con agua de una manguera, luego límpielos con agua jabonosa y un trapo.

PASO 2

Mezcle una solución de partes iguales de vinagre blanco y agua en un tazón grande. Puedes elegir usar otro ácido como la crema de tártaro o el jugo de limón, pero el vinagre es la opción más barata. Las medidas exactas dependerán del tamaño de sus muebles de aluminio, pero al menos 2 tazas de agua y 2 tazas de vinagre deberían ser un buen punto de partida.

PASO 3

Remoje un trapo limpio en la solución, luego aplíquelo a la superficie de sus muebles. También puede frotar la solución con una almohadilla suave para fregar. Para lugares difíciles con una mayor decoloración, recurra al método de limón y sal utilizado para limpiar los sumideros de aluminio (enumerados anteriormente).

ETAPA 4

Una vez que la superficie de aluminio se ilumine, enjuague bien los muebles con su manguera. Secar con paños limpios.

PASO 5 (Opcional)

Si está trabajando con muebles de exterior, termine con una capa de cera de su marca favorita aplicada según las instrucciones del fabricante. Esta capa protegerá la superficie del daño del clima durante toda la temporada.